Cuidados de la Piel

 

 

De forma habitual  la piel necesita un buen nivel de hidratación para hacer frente a las necesidades y agresiones ambientales del día a día

 

Cuando un persona va a ser tratada con quimioterapia, radioterapia o con las dos a la vez, la necesidad de hidratación se ve incrementada a consecuencia de los efectos de los tratamientos. Por ello es necesario tomar una serie de medidas para reducir y cubrir esas necesidades a las que hay que añadir los efectos que causan los tratamientos radiooncológicos.

Ponemos a vuestra disposición profesionales de la materia, que os asesorarán y orientarán sobre el cuidado que debéis mantener, tanto, antes, durante, como después del tratamiento. Proporcionándoos unas sencillas pautas para minimizar las posibles alteraciones que puedan aparecer en la piel, como sequedad, irritaciones, erupciones, etc., debido al tratamiento recibido.

 

 

Os facilitaremos información e intentaremos resolver las dudas que os puedan surgir sobre el cuidado de la piel, cómo tratar la zona radiada y los productos existentes para ello.