Virus del Papiloma Humano

 

Los virus del papiloma humano (VPH) son un grupo de más de 200 virus relacionados. Más de 40 tipos de VPH pueden transmitirse fácilmente por contacto sexual directo, de la piel y de las membranas mucosas de personas infectadas a la piel y a las membranas mucosas de sus parejas. 

Los tipos de VPH que se transmiten corresponden a dos categorías:

  • VPH de bajo riesgo, los cuales no causan cáncer pero pueden causar verrugas en la piel (conocidas técnicamente como condylomata acuminata) en o alrededor de los genitales y del ano. Por ejemplo, los tipos 6 y 11 de VPH causan 90% de todas las verrugas genitales.
  • VPH de alto riesgo (los cuales pueden causar cáncer). de los que hasta ahora se han identificado cerca de una docena de tipos, de los cuales dos de ellos, los tipos 16 y 18, son responsables y principales causantes del cáncer de orofaringe y cavidad oral derivados de este virus .

 

 

Las infecciones por VPH son las infecciones más comunes que se transmiten sexualmente se calcula que más de 90% y de 80%, respectivamente, de hombres y mujeres activos sexualmente serán infectados, por al menos un tipo de VPH, alguna vez en sus vidas.  

La mayoría de las infecciones por VPH de alto riesgo ocurren sin síntomas, desaparecen en 1 o 2 años y no causan cáncer. Sin embargo, algunas infecciones de este virus pueden persistir por muchos años. 

 

 

¿A quién afecta ?

Cualquier persona, hombre o mujer, que haya sido activa sexualmente alguna vez  puede contraer el VPH, se contagia fácilmente entre parejas por contacto sexual o mucosa con mucosa (beso profundo). Estas infecciones son más probables en quienes tienen varias parejas sexuales o mantienen contacto sexual con alguien que ha tenido muchas relaciones sexuales con distintas personas.

La infección es tan común que la mayoría de la gente contrae infecciones por Virus del Papiloma Humano  al hacerse activa sexualmente por primera vez.  Se puede tener una infección por VPH careciendo de síntomas y habiendo tenido un  único contacto sexual con una persona infectada muchos años atrás.

 

El Virus del Papiloma Humano es la Causa de, al menos, el  30% de los Casos de Cáncer de Orofaringe

 

Rueda de Prensa celebrada el 4 de marzo de 2019

En la que participaron como ponentes, importantes especialista sobre el tema, como son:

Dr. Jesús Ruiz Contreras – Miembro del Consejo Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría y Jefe de Servicio de Pediatría del Hospital Universitario 12 de Octubre.

Dr. Javier Gavilanes Plasencia – Médico Adjunto del Servicio de ORL del Hospital Universitario 12 de Octubre.

Dra. Lara Iglesias Docampo – Médico adjunto del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre.

Dª. Mª Jesús Romero Santos – Presidenta de la Asociación Española de Pacientes de Cáncer de Cabeza y Cuello «APC».

Dra. Miren Taberna Sanz -Médico Adjunto del Departamento de Oncología Médica de la Unidad de Cabeza y Cuello del Instituto Catalán de Oncología (ICO) IDIBEL. Hospital Duran i Reynals.

Dra. Laia Alemany Vilches – Jefa del Grupo CIBERESP en el Instituto Catalán de Oncología del  Programa de Investigación de Epidemiología del Cáncer. IDIBEL. Hospital Duran i Reynals.

 

En ella se habló ampliamente sobre las actuales investigaciones relacionadas con el cáncer de Orofaringe por VPH y su tratamiento,  la prevención y contagio del mismo.

 

¿Pueden evitarse las infecciones por VPH?

La vacuna contra el VPH antes de la actividad sexual reduce el riesgo de infección por los tipos de VPH que cubre la vacuna.

El Comité Asesor de Vacunas  de la Asociación Española de Pediatría recomienda  la vacunación  frente al Virus del Papiloma Humano (VPH) tanto en niñas como en niños, a partir de los 12 años para la prevención del cáncer de cabeza y cuello  (entre otras patologías oncológicas), pero la vacuna para los chicos a diferencia de las chicas, no está financiada por la Seguridad Social

En la actualidad ya hay varias vacunas en el mercado, y todas ellas protegen contra los dos tipos de Virus del Papiloma Humano más agresivos (16 y 18) y que son causantes del cáncer, pero una de ellas tiene una protección mayor pues incluye otros siete tipos virales más llegando a tener una cobertura de un 90%. Aun así, hay que tener en cuenta que no están incluidos, hoy en día, en ellas todos los tipos de virus implicados en el desarrollo de tumores .

Estas vacunas proveen una fuerte protección contra las infecciones nuevas por VPH, pero no son eficaces para tratar infecciones por VPH ya existentes o enfermedades causadas por VPH.

 

¿Hay alguna prueba para detectar la infección por el virus del papiloma humano en el Cáncer de Cabeza y Cuello?

En la actualidad no hay ninguna prueba concluyente para detectar cambios celulares causados por la infección del VPH en los tejidos de la cavidad oral y  orofaringe

 

¿Cuáles son las opciones de tratamiento para individuos infectados por VPH?

Los individuos infectados por VPH que presentan cáncer reciben generalmente el mismo tratamiento que los pacientes cuyos tumores no albergan infecciones por VPH, según el tipo y el estadio de sus tumores. Sin embargo, las personas que son diagnosticadas con cáncer de orofaringe por VPH, pueden ser tratadas de forma diferente a personas con cáncer de orofaringe cuya causa no es el VPH. La investigación reciente ha indicado que los pacientes con tumores de orofaringe por VPH tienen un mejor pronóstico y pueden salir tan bien con un tratamiento menos intenso. Estudios clínicos en curso investigan esta cuestión.

 

¿Cómo causan cáncer los VPH de alto riesgo?

Los VPH infectan las célulasepiteliales. Estas células, que se organizan en capas, cubren las superficies internas y externas del cuerpo, como es la garganta, .

Una vez que el VPH entra en la célula epitelial, el virus desarrolla proteínas que codifica. Dos de las proteínas hechas por los VPH de alto riesgo (la E6 y la E7) interfieren en las funciones celulares que previenen normalmente un crecimiento excesivo y ayudan a las células a crecer de forma descontrolada y para esquivar la muerte celular (apoptosis).

Muchas veces estas células infectadas son reconocidas por el sistema inmunitario y eliminadas. Sin embargo, en otras ocasiones estas células infectadas no son destruidas, lo cual termina en una infección persistente. Mientras las células infectadas siguen creciendo, pueden sufrir mutaciones en los genes celulares que promueven un crecimiento aún más anormal, lo  que lleva a la formación de un área de células precancerosas, terminando en un tumor canceroso.

Otros factores pueden aumentar el riesgo de que una infección por un tipo de VPH de alto riesgo persistirá y evolucionará posiblemente a cáncer. Estos son:

  • Fumar o masticar tabaco (para un riesgo mayor de cáncer de orofaringe)
  • Tener un sistema inmunitario debilitado
  • Tener muchos hijos (para un riesgo mayor de cáncer cervical)
  • Usar anticonceptivos orales por mucho tiempo (para un riesgo mayor de cáncer del cuello uterino)
  • Higiene bucal deficiente (para un riesgo mayor de cáncer de orofaringe)
  • Inflamación crónica

 

¿Qué vacunas contra el VPH están disponibles?

La Agencia Española del Medicamento tiene aprobada tres vacunas en España para la prevención del Virus del Papiloma Humano. 

Gardasil, Gardasil 9 y Cervarix. Las tres vacunas previenen las infecciones por los tipos 16 y 18 de VPH, dos de los virus del papiloma humano virus del papiloma humano de alto riesgo que causan cerca de 70 % de los cánceres de cuello uterino y un porcentaje todavía mayor de algunos de los otros cánceres relacionados con el VPH . Gardasil impide también la infección por los tipos 6 y 11 de VPH, los cuales causan 90 % de las verrugas genitales. Gardasil 9 previene la infección por los mismos cuatro tipos de VPH y otros cinco tipos de VPH de alto riesgo (31, 33, 45, 52 y 58).

Además de proporcionar protección contra los tipos de VPH incluidos en estas vacunas, se ha descubierto que las vacunas proveen una protección parcial contra otros pocos tipos que pueden causar cáncer, lo que se llama protección cruzada.

Las vacunas no protegen contra otras enfermedades de transmisión sexual, ni tratan infecciones por VPH existentes o enfermedades ya existentes causadas por VPH.

 

¿Quién deberá vacunarse para prevenir el cáncer de cabeza y cuello por VPH?

Deberían vacunarse todos los chicos y chicas de entre 9 y 14 años de edad. 

¿Cómo funcionan las vacunas contra VPH?

Como otras vacunaciones para proteger contra infecciones virales, las vacunas contra VPH estimulan al cuerpo para que produzca anticuerpos que, en encuentros futuros con VPH, se unirán al virus y le impedirán que infecte células. Las vacunas actuales contra VPH se basan en partículas que semejan virus (VLP) y que son formadas por componentes de la superficie de los VPH. Las partículas que semejan virus no son infecciosas porque les falta el ADN del virus. Sin embargo, se parecen mucho al virus natural, y los anticuerpos contra esas partículas tienen también actividad contra el virus natural. Se ha descubierto que las partículas son muy inmunogénicas, lo que significa que ellas causan una gran producción de anticuerpos por el cuerpo. Esto hace que las vacunas sean altamente eficaces.

 

¿Son efectivas las vacunas contra VPH?

Las vacunas contra VPH son altamente eficaces para prevenir la infección por los tipos de VPH a los que atacan cuando se administran antes de la exposición inicial al virus — es decir, antes de que el individuo tenga actividad sexual. 

Estudios en Estados Unidos

 

¿Por qué son importantes estas vacunas?

Hasta hace poco, los otros cánceres causados por Virus del Papiloma Humano, como el cáncer de cabeza y cuello, eran menos comunes que el cáncer de cuello uterino. Sin embargo, la incidencia de cáncer de orofaringe y cavidad oral por VPH ha aumentado, mientras que la incidencia de cáncer de cuello uterino va disminuyendo,considerando que el VPH de cavidad oral y orofaringe afecta tanto a hombres como a mujeres, por lo que la vacunación universal podría tener un importante beneficio público. 

 

¿Por qué es tan importante que se vacunen más personas?

La vacunación es la intervención pública de salud para reducir el riesgo de que se presenten cánceres relacionados con VPH y en este caso del cáncer de cabeza y cuello. La combinación de la vacunación contra VPH y las revisiones médicas oportunas pueden proveer la máxima protección contra este cáncer. Es importante que se vacunen tantas personas como sea posible. No solo la vacunación protege a los individuos vacunados contra la infección por los tipos de VPH a los que se dirigen las respectivas vacunas, sino también la vacunación de una proporción significativa de la población puede reducir la prevalencia de los tipos de VPH a los que se dirigen las vacunas en la población, lo cual provee alguna protección para los individuos que no están vacunados (fenómeno que se llama inmunidad colectiva).

 

¿Qué tan seguras son las vacunas contra los VPH?

Antes de autorizar cualquier vacuna, la Agencia Española del Medicamento debe verificar que sea segura y efectiva. Las vacunas contra el VPH  han sido probadas en decenas de millones de personas por muchos países de todo el mundo. Hasta ahora no se han registrado efectos secundarios graves causados por las vacunas. Los problemas más comunes han sido una breve irritación y otros síntomas en el sitio de la inyección. Estos problemas son semejantes a los que se experimentan ordinariamente con otras vacunas. 

Las caídas al desmayarse pueden causar algunas veces lesiones. Estas pueden evitarse en gran parte al mantener a la persona sentada hasta por 15 minutos después de la vacunación.

 

¿Deberían vacunarse las personas ya infectadas por VPH?

Las vacunas no tratan las infecciones, proporcionan el beneficio máximo si la persona las recibe antes de ser activa sexualmente.

Una persona con cáncer de cabeza y cuello en la que es detectado uno de los virus (16 o 18) en la biopsia , se beneficia de la aplicación de la vacuna tetravalente o nonavalente al cubrirle posible afecciones por el resto de virus que componen esas vacunas, por lo seria aconsejable la vacunación.