Cáncer de Cavidad Nasal y Seno Paranasal

 

  • El cáncer de cavidad nasal y seno paranasal  es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de los senos paranasales y la cavidad nasal.
  • Las células de distintos tipos en los senos paranasales y cavidad nasal se pueden volver cancerosas.
  • La exposición a ciertas sustancias químicas o al polvo en el lugar de trabajo puede aumentar el riesgo de presentar cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal.
  • Los signos de cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal incluyen problemas de los senos paranasales y hemorragias nasales.
  • Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal, se usan pruebas que examinan los senos paranasales y la cavidad nasal.
  • Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

 

El cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de los senos paranasales y la cavidad nasal.

Senos paranasales

«Paranasal» significa cerca de la nariz. Los senos paranasales son espacios huecos llenos de aire en los huesos que rodean la nariz. Los senos están revestidos con células que elaboran moco; este impide que el interior de la nariz se seque mientras se respira.

Anatomía de los senos paranasales (espacios dentro de los huesos que rodean la nariz).

 

Hay varios senos paranasales que reciben su nombre de los huesos que los rodean:

 

Cavidad nasal

La nariz se abre hacia la cavidad nasal, que está dividida en dos pasajes nasales. El aire circula a través de esos pasajes cuando se respira. La cavidad nasal descansa arriba del hueso que forma el paladar y se curva hacia abajo para unirse a la garganta. El área que está justo adentro de los orificios nasales se llama vestíbulo nasal. Un área pequeña de células especiales en la parte superior de cada pasaje nasal envía señales al cerebro para que funcione el sentido del olfato.

Los senos paranasales y la cavidad nasal filtran y entibian el aire, y lo humedecen antes de que llegue a los pulmones. El movimiento del aire a través de los senos paranasales junto con otras partes del aparato respiratorio ayuda a producir los sonidos necesarios para hablar.

El cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal es un tipo de cáncer de cabeza y cuello.

 

Las células de distintos tipos en los senos paranasales y cavidad nasal se pueden volver cancerosas.

El tipo más común de cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal es el carcinoma de células escamosas. Este tipo de cáncer se forma en las células escamosas (células delgadas y planas) que revisten el interior de los senos paranasales y la cavidad nasal.

Otros tipos de cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal son los siguientes:

 

La exposición a ciertas sustancias químicas o al polvo en el lugar de trabajo puede aumentar el riesgo de presentar cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal.

Cualquier cosa que aumenta la probabilidad de tener una enfermedad se llama «factor de riesgo«.

La presencia de un «factor de riesgo» no significa que enfermará de cáncer; pero la ausencia de factores de riesgo tampoco significa que no enfermará de cáncer.

Consulte con su médico si piensa que está en riesgo.

Los siguientes son los factores de riesgo de cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal:

  • Estar expuesto a ciertas sustancias químicas o al polvo en el lugar de trabajo, como las que se encuentran en las siguientes ocupaciones:
    • Fabricación de muebles.
    • Trabajo en aserraderos.
    • Trabajos en madera (carpintería).
    • Fabricación de zapatos.
    • Enchapado de metales.
    • Molienda de harina o trabajo de panadería.
  • Estar infectado por el virus del papiloma humano (VPH).
  • Ser varón y mayor de 40 años.
  • Fumar.

 

Los signos de cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal incluyen problemas de los senos paranasales y hemorragias nasales.

 

Estos y otros signos y síntomas pueden obedecer a un cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal, o a otras afecciones. En los primeros estadios de la enfermedad puede no haber signos o síntomas. Los signos y síntomas pueden aparecer a medida que el tumor crece. Consulte con su médico si tiene algo de lo siguiente:

  • Senos paranasales bloqueados que no se aclaran o presión en los senos paranasales.
  • Dolores de cabeza o dolor en las áreas de los senos paranasales.
  • Nariz que gotea.
  • Hemorragias nasales.
  • Masa o llaga dentro de la nariz que no se cura.
  • Masa en la cara o el paladar.
  • Adormecimiento o cosquilleo en la cara.
  • Hinchazón u otro problema en los ojos, como doble visión u ojos que apuntan en diferentes direcciones.
  • Dolor en los dientes superiores, dientes flojos o dentaduras postizas que ya no se ajustan bien.
  • Dolor o presión en el oído.

 

Para detectar  y diagnosticar el cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal, se usan pruebas que examinan los senos paranasales y la cavidad nasal.

Se puede utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Examen físico y antecedentes : examen del cuerpo para verificar los signos generales de salud, incluso los signos de enfermedad, como masas o cualquier otra cosa que parezca anormal. También se anotan los antecedentes de los hábitos de salud del paciente y de sus enfermedades y tratamientos anteriores.
  • Examen físico de la nariz, la cara y el cuello: examen en el que el médico observa el interior de la nariz con un espejo pequeño con mango largo para verificar si hay áreas anormales, y observa la cara y el cuello para verificar si hay masas o ganglios linfáticos hinchados.
  • Radiografías de la cabeza y el cuello: un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película que muestra una imagen de áreas del interior del cuerpo.
  • RM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento para el que se usa un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).
  • Biopsia : extracción de células o tejidos para que un patólogo las pueda observar al microscopio y verificar si hay signos de cáncer. Hay tres tipos de biopsia:
  • Nasoscopia : procedimiento para observar el interior de la nariz y determinar si hay áreas anormales. Se introduce un nasoscopio en la nariz. Un nasoscopio es un instrumento delgado con forma de tubo con una luz y una lente para observar. Se puede usar una herramienta especial del nasoscopio para extraer muestras de tejido. Un patólogo observa estas muestras de tejido al microscopio para determinar si hay signos de cáncer.
  • Laringoscopia : procedimiento para observar la laringe e identificar áreas anormales. Se introduce un espejo o un laringoscopio (instrumento delgado en forma de tubo con una luz y una lente para observar) a través de la boca para observar la laringe. Se puede usar una herramienta especial del laringoscopio para extraer muestras de tejido. Un patólogo observa estas muestras de tejido al microscopio para determinar si hay signos de cáncer.

 

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

El pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento dependen de los siguientes aspectos:

  • Si el tumor está en el seno paranasal o en la cavidad nasal, y si se diseminó.
  • Tamaño del tumor.
  • Tipo de cáncer
  • Edad y estado general de salud del paciente.
  • Si el cáncer se diagnosticó  recientemente o recidivó (volvió).

Con frecuencia, los cánceres de seno paranasal y cavidad nasal ya se diseminaron en el momento del diagnóstico y son difíciles de curar. Después del tratamiento, es importante un seguimiento frecuente y cuidadoso de por vida porque hay un aumento del riesgo de padecer de un segundo tipo de cáncer en la cabeza o el cuello.

 

Estadios del cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal

 

  • Después de diagnosticarse el cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal, se hacen pruebas para determinar si las células cancerosas se diseminaron dentro de los senos paranasales y la cavidad nasal, o a otras partes del cuerpo.
  • El cáncer se disemina en el cuerpo de tres maneras.
  • El cáncer se puede diseminar desde donde comenzó hacia otras partes del cuerpo
  • No hay un sistema de estadificación estándar para el cáncer de los senos paranasales esfenoidales y frontales.
  • Para el cáncer del seno paranasal maxilar se usan los siguientes estadios:
    • Estadio 0 (carcinoma in situ)
    • Estadio I
    • Estadio II
    • Estadio III
    • Estadio IV
  • Para el cáncer de cavidad nasal y seno paranasal etmoideo, se usan los siguientes estadios:
    • Estadio 0 (carcinoma in situ)
    • Estadio I
    • Estadio II
    • Estadio III
    • Estadio IV

 

Después de diagnosticarse el cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal, se hacen pruebas para determinar si las células cancerosas se diseminaron dentro de los senos paranasales y la cavidad nasal, o a otras partes del cuerpo.

El proceso usado para determinar si el cáncer se diseminó dentro de los senos paranasales y la cavidad nasal, o a otras partes del cuerpo se llama estadificación. Es importante saber en qué estadio se encuentra la enfermedad para poder planificar su tratamiento. En el proceso de estadificación se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos:

  • Endoscopia : procedimiento mediante el que se observan los órganos y tejidos internos del cuerpo para determinar si hay áreas anormales, Se introduce un endoscopio a través de una abertura del cuerpo como la nariz y la boca. Un endoscopio es un instrumento con forma de tubo delgado con una luz y una lente para observar. También puede tener una herramienta para extraer muestras de tejido o de ganglios linfáticos, que se observan al microscopio para determinar si hay signos de enfermedad.
  • TAC: procedimiento mediante el cual se toma una serie de imágenes detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se inyecta un tinte en una vena o se ingiere, a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.
  • Radiografía del tórax : radiografía de los órganos y huesos del interior del tórax. Un rayo X es un tipo de haz de energía que puede atravesar el cuerpo y plasmarse en una película que muestra una imagen de áreas del interior del cuerpo.
  • RM (resonancia magnética) con gadolinio : procedimiento para el que se utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear una serie de imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. A veces se inyecta en una vena una sustancia que se llama gadolinio. El gadolinio se acumula alrededor de las células cancerosas y las hace aparecer más brillantes en la imagen. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).
  • PET (tomografía por emisión de positrones): procedimiento para encontrar células de tumores malignos en el cuerpo. Se inyecta en una vena una cantidad pequeña de glucosa (azúcar) radiactiva. El escáner de PET rota alrededor del cuerpo y toma una imagen de los lugares del cuerpo que absorben la glucosa. Las células de tumores malignos tienen aspecto más brillante en la imagen porque son más activas y absorben más glucosa que las células normales.
  • Exploración ósea : procedimiento que se usa para determinar si hay células en los huesos que se multiplican rápidamente, tales como las cancerosas. Se inserta una cantidad muy pequeña de material radiactivo en una vena que recorre todo el torrente sanguíneo. El material radiactivo se acumula en los huesos y se detecta con un escáner.

 

El cáncer se disemina en el cuerpo de tres maneras.

El cáncer se puede diseminar a través del tejido, el sistema linfático y la sangre:

  • Tejido. El cáncer se disemina desde donde comenzó y se extiende hacia las áreas cercanas.
  • Sistema linfático. El cáncer se disemina desde donde comenzó hasta entrar en el sistema linfático. El cáncer se desplaza a través de los vasos linfáticos a otras partes del cuerpo.
  • Sangre. El cáncer se disemina desde donde comenzó y entra en la sangre. El cáncer se desplaza a través de los vasos sanguíneos a otras partes del cuerpo.

 

El cáncer se puede diseminar desde donde comenzó hacia otras partes del cuerpo

Cuando el cáncer se disemina a otra parte del cuerpo, se llama metástasis. Las células cancerosas se desprenden de donde se originaron (el tumor primario) y se desplazan a través del sistema linfático o la sangre.

  • Sistema linfático. El cáncer penetra el sistema linfático, se desplaza a través de los vasos linfáticos, y forma un tumor (tumor metastásico) en otra parte del cuerpo.
  • Sangre. El cáncer penetra la sangre, se desplaza por los vasos sanguíneos, y forma un tumor (tumor metastásico) en otra parte del cuerpo.

El tumor metastásico es el mismo tipo de cáncer que el tumor primario. Por ejemplo, si el cáncer de la cavidad nasal se disemina a los pulmones, las células cancerosas en los pulmones son, en realidad, células de cáncer de cavidad nasal. La enfermedad es cáncer de cavidad nasal metastásico, no cáncer de pulmón.

 

No hay un sistema de estadificación estándar para el cáncer de los senos paranasales esfenoidales y frontales.

 Para el cáncer del seno paranasal maxilar se usan los siguientes estadios:

Estadio 0 (carcinoma in situ)

En el estadio 0, se encuentran células anormales en el revestimiento más interno del seno paranasal maxilar. Esas células anormales se pueden transformar en cáncer y diseminarse hacia el tejido cercano. El estadio 0 también se llama carcinoma in situ.

 

Estadio I

En el estadio I, el cáncer se formó en las membranas mucosas del seno paranasal maxilar.

 

Estadio II

En el estadio II, el cáncer se diseminó al hueso que rodea el seno paranasal maxilar, incluso el paladar y la nariz, pero no se diseminó al hueso de atrás del seno paranasal maxilar o la base del cráneo.

 

Estadio III

En el estadio III, el cáncer se diseminó a cualquiera de los siguientes sitios:

o

El cáncer se diseminó a un ganglio linfático del mismo lado del cuello donde está el cáncer y el ganglio linfático mide tres centímetros o menos. El cáncer también se diseminó a cualquiera de los siguientes sitios:

  • El revestimiento del seno paranasal maxilar.
  • Los huesos que rodean el seno paranasal maxilar, como el paladar y la nariz.
  • Los tejidos debajo de la piel.
  • La órbita del ojo.
  • La base del cráneo.
  • Los senos paranasales etmoideos.

 

Estadio IV

El estadio IV se divide en los estadios IVA, IVB y IVC.

Estadio IVA

En el estadio IVA, el cáncer se diseminó a:

  • Un ganglio linfático del mismo lado del cuello donde está el cáncer y mide más de tres centímetros, pero no más de seis centímetros; o
  • Más de un ganglio linfático del mismo lado del cuello que el tumor original y los ganglios linfáticos no miden más de seis centímetros; o
  • Los ganglios linfáticos del lado opuesto del cuello que el tumor original o de ambos lados del cuello, y los ganglios linfáticos no miden más de seis centímetros.

y el cáncer se diseminó a alguno de los siguientes sitios:

o

El cáncer se diseminó a cualquiera de los siguientes sitios:

y el cáncer también se puede haber diseminado a uno o más ganglios linfáticos que miden seis centímetros o menos en cualquier lugar del cuello.

Estadio IVB

En el estadio IVB, el cáncer se diseminó a cualquiera de los siguientes sitios:

  • La parte de atrás del ojo.
  • El cerebro.
  • La parte media del cráneo.
  • Los nervios de la cabeza que van hacia el cerebro.
  • La parte superior de la garganta atrás de la nariz.
  • La base del cráneo.

y el cáncer se puede encontrar en uno o más ganglios linfáticos de cualquier tamaño, en cualquier lugar del cuello.

o

El cáncer se encuentra en un ganglio linfático que mide más seis centímetros. El cáncer también se puede encontrar en cualquier lugar del seno paranasal maxilar o cerca de este.

Estadio IVC

En el estadio IVC, el cáncer puede estar en cualquier lugar del seno paranasal maxilar o cerca de este, se puede a haber diseminado a los ganglios linfáticos y se diseminó a órganos muy alejados del seno paranasal maxilar; por ejemplo, los pulmones.

 

Para el cáncer de cavidad nasal y seno paranasal etmoideo, se usan los siguientes estadios:

Estadio 0 (carcinoma in situ)

En el estadio 0, se encuentran células anormales en el revestimiento más interno de la cavidad nasal o el seno paranasal etmoideo. Estas células anormales se pueden volver cancerosas y diseminarse hacia el tejido cercano sano. El estadio 0 también se llama carcinoma in situ.

 

Estadio I

En el estadio I, el cáncer se formó y se encuentra solo en un área (ya sea en la cavidad nasal o en el seno paranasal etmoideo) y se puede haber diseminado al hueso.

 

Estadio II

En el estadio II, el cáncer se encuentra en dos áreas (ya sea en la cavidad nasal o el seno paranasal etmoideo) que están cerca entre sí o se diseminó a un área cerca de los senos paranasales. El cáncer también se puede haber diseminado al hueso.

 

Estadio III

En el estadio III, el cáncer se diseminó a cualquiera de los siguientes sitios:

o

El cáncer se diseminó a un ganglio linfático del mismo lado del cuello y el ganglio linfático mide tres centímetros o menos. El cáncer también se puede haber diseminado a cualquiera de los siguientes sitios:

 

Estadio IV

El estadio IV se divide en estadio IVA, IVB y IVC.

Estadio IVA

En el estadio IVA, el cáncer se diseminó a:

  • Un ganglio linfático del mismo lado del cuello que el cáncer y el ganglio linfático mide más de tres centímetros, pero no más de seis centímetros; o
  • Más de un ganglio linfático del mismo lado del cuello que el tumor original y los ganglios linfáticos no miden más de seis centímetros; o
  • Los ganglios linfáticos del lado opuesto del cuello que el tumor original o de ambos lados del cuello, y los ganglios linfáticos no miden más de seis centímetros.

y el cáncer se diseminó a cualquiera de los siguientes sitios:

o

El cáncer se diseminó a cualquiera de los siguientes sitios:

y el cáncer se puede haber diseminado a uno o más ganglios linfáticos de seis centímetros o menos en cualquier lugar del cuello.

Estadio IVB

En el estadio IVB el cáncer se diseminó a cualquiera de los siguientes sitios:

  • La parte de atrás del ojo.
  • El cerebro.
  • Las partes medias del cráneo.
  • Los nervios de la cabeza que van al cerebro.
  • La parte superior de la garganta detrás de la nariz.
  • La base del cráneo.

y el cáncer se puede encontrar en un ganglio linfático o más de cualquier tamaño, en cualquier lugar del cuello.

o

El cáncer se puede encontrar en un ganglio linfático que mide más de seis centímetros. El cáncer también se puede encontrar en cualquier lugar de la cavidad nasal y el seno paranasal etmoideo, o cerca de ellos.

Estadio IVC

En el estadio IVC, el cáncer puede estar en cualquier lugar de la cavidad nasal y el seno paranasal etmoideo o cerca de ellos, se puede haber diseminado a los ganglios linfáticos y se diseminó a órganos alejados de la cavidad nasal o el seno paranasal etmoideo; por ejemplo, a los pulmones.

Cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal recidivante

El cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal recidivante es cáncer que recidivó (volvió) después de haber sido tratado. El cáncer puede reaparecer en los senos paranasales y la cavidad nasal, o en otras partes del cuerpo.

 

Aspectos generales de las opciones de tratamiento

  • Hay diferentes tipos de tratamiento para los pacientes de cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal.
  • El tratamiento de pacientes de cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal debe ser planificado por un equipo de médicos con experiencia en el tratamiento de cánceres de cabeza y cuello.
  • Se usan tres tipos de tratamiento estándar:
    • Cirugía
    • Radioterapia
    • Quimioterapia
  • Se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos.
  • Los pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico.
  • Los pacientes pueden entrar a formar parte de los ensayos clínicos antes, durante o después de comenzar su tratamiento para el cáncer.
  • Pueden necesitarse pruebas de seguimiento.

 

Hay diferentes tipos de tratamiento para los pacientes de cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal.

Hay diferentes tipos de tratamiento disponibles para los pacientes de cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal. Algunos tratamientos son estándar (el tratamiento actualmente en uso) y otros se están probando en ensayos clínicos. Un ensayo clínico de tratamiento es un estudio de investigación que procura mejorar los tratamientos actuales u obtener información sobre tratamientos nuevos para pacientes de cáncer. Cuando los ensayos clínicos muestran que un tratamiento nuevo es mejor que el tratamiento estándar, el tratamiento nuevo se puede convertir en el tratamiento estándar. Los pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico.

 

El tratamiento de pacientes de cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal debe ser planificado por un equipo de médicos con experiencia en el tratamiento de cánceres de cabeza y cuello.

El tratamiento será supervisado por un oncólogo médico, que es un médico que se especializa en el tratamiento de personas con cáncer. El oncólogo médico trabaja con otros médicos que tienen experiencia y conocimientos en el tratamiento de pacientes de cáncer de cabeza y cuello, y que se especializan en ciertos campos de la medicina y la rehabilitación. Los pacientes de cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal pueden necesitar ayuda especial para adaptarse a los problemas respiratorios u otros efectos secundarios del cáncer y su tratamiento. Si se extrae una gran cantidad de tejido o hueso de alrededor de los senos paranasales o la cavidad nasal, se puede realizar una cirugía plástica para reparar o reconstruir el área. En el tratamiento pueden participar los siguientes especialistas:

 

Se usan tres tipos de tratamiento estándar:

Cirugía

La cirugía (extracción del cáncer durante una operación) es un tratamiento común para todos los estadios del cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal. Un médico puede extirpar el cáncer y algo del tejido sano que lo rodea. Si el cáncer se diseminó, el médico puede extirpar ganglios linfáticos y otros tejidos del cuello.

Incluso si el médico extirpa todo el cáncer que se puede ver en el momento de la cirugía, algunos pacientes pueden recibir quimioterapia o radioterapia después de la cirugía para destruir cualquier célula cancerosa que haya quedado. El tratamiento administrado después de la cirugía para disminuir el riesgo de que el cáncer vuelva se llama terapia adyuvante.

 

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento del cáncer para el que se usan rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para destruir células cancerosas o impedir que crezcan. Hay dos tipos de radioterapia:

  • Radioterapia externa: se usa una máquina afuera del cuerpo para enviar la radiación hacia el cáncer. A veces, la dosis total de radioterapia se divide en varias dosis pequeñas iguales que se administran durante varios días. Esto se llama fraccionamiento.
    Radioterapia de haz externo de la cabeza y el cuello. Se utiliza una máquina para enfocar radiación de alta energía en el cáncer. La máquina puede rotar alrededor del paciente, liberando energía desde muchos ángulos diferentes para proporcionar un tratamiento altamente conformado. Una máscara de malla ayuda a inmovilizar la cabeza y el cuello del paciente durante el tratamiento. Se trazan pequeñas marcas de tinta en la máscara. Las marcas de tinta se utilizan para alinear la máquina de radiación en la misma posición antes de cada tratamiento.
  • Radioterapia interna: se usa una sustancia radiactiva sellada en agujas, semillas, cables o catéteres, que se colocan directamente en el cáncer o cerca del mismo.

La forma de administración de la radioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se esté tratando. La radioterapia externa e interna se usan para tratar el cáncer de seno paranasal y la cavidad nasal.

La radioterapia externa dirigida a la glándula tiroides o la hipófisis puede alterar la función de la glándula tiroides. Se debe examinar el funcionamiento de la glándula tiroides antes y después del tratamiento.

 

Quimioterapia

La quimioterapia es un tratamiento para el cáncer para el que se usan medicamentos para interrumpir el crecimiento de células cancerosas, ya sea mediante su destrucción o impidiendo su multiplicación. Cuando la quimioterapia se toma por boca o se inyecta en una vena o músculo, los medicamentos ingresan en el torrente sanguíneo y pueden llegar a las células cancerosas de todo el cuerpo (quimioterapia sistémica). Cuando la quimioterapia se coloca directamente en el líquido cefalorraquídeo, un órgano o una cavidad corporal como el abdomen, los medicamentos afectan principalmente las células cancerosas de esas áreas (quimioterapia regional). La quimioterapia combinada es un tratamiento para el que se usa más de un medicamento contra el cáncer.

La forma de administración de la quimioterapia depende del tipo y el estadio del cáncer que se esté tratando.

 

Para algunos pacientes, la mejor elección de tratamiento puede ser participar en un ensayo clínico. Los ensayos clínicos forman parte del proceso de investigación del cáncer. Los ensayos clínicos se llevan a cabo para determinar si los tratamientos nuevos para el cáncer son inocuos y eficaces, o mejores que el tratamiento estándar.

Muchos de los tratamientos estándar actuales se basan en ensayos clínicos anteriores. Los pacientes que participan en un ensayo clínico reciben el tratamiento estándar o son de los primeros en recibir el tratamiento nuevo.

Los pacientes que participan en los ensayos clínicos también ayudan a mejorar la forma en que se tratará el cáncer en el futuro. Aunque los ensayos clínicos no siempre llevan a tratamientos eficaces, a menudo responden a preguntas importantes y ayudan a avanzar en la investigación.

 

Los pacientes pueden entrar a formar parte de los ensayos clínicos antes, durante o después de comenzar su tratamiento para el cáncer.

En algunos ensayos clínicos solo se aceptan a pacientes que aún no recibieron tratamiento. En otros ensayos se prueban terapias en pacientes de cáncer que no mejoraron. También hay ensayos clínicos que ponen a prueba nuevas formas de impedir que el cáncer recidive (vuelva) o de reducir los efectos secundarios del tratamiento del cáncer.

 

Pueden necesitarse pruebas de seguimiento.

Es posible que se repitan algunas de las pruebas realizadas para diagnosticar el cáncer o para determinar el estadio del cáncer. Otras pruebas se repiten para asegurar que el tratamiento es eficaz. Las decisiones acerca de seguir, cambiar o suspender el tratamiento se pueden basar en los resultados de estas pruebas.

Algunas de las pruebas se reiteran cada tanto después de terminar el tratamiento. Los resultados de estas pruebas pueden mostrar si la afección cambió o si el cáncer recidivó (volvió). Estas pruebas se llaman también pruebas de seguimiento o exámenes médicos.

 

Opciones de tratamiento por estadio

Cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal en estadio I

El tratamiento del cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal en estadio I depende del lugar donde se encuentre el cáncer en los senos paranasales y la cavidad nasal.

  • Si el cáncer está en el seno paranasal maxilar, el tratamiento habitual es cirugía, con radioterapia o sin esta.
  • Si el cáncer está en el seno paranasal etmoideo, el tratamiento habitual es radioterapia o cirugía.
  • Si el cáncer está en el seno paranasal esfenoideo, el tratamiento es el mismo que para el cáncer de nasofaringe: habitualmente radioterapia.
  • Si el cáncer está en la cavidad nasal, el tratamiento habitual es cirugía, radioterapia o ambas.
  • Si el cáncer está en el vestíbulo nasal, el tratamiento habitual es cirugía, radioterapia o ambas.
  • Para el papiloma invertido, el tratamiento habitual es cirugía, con radioterapia o sin esta.
  • Para el melanoma y el sarcoma, el tratamiento habitual es cirugía, con radioterapia o sin esta, y quimioterapia.
  • Para el granuloma de la línea media, el tratamiento habitual es radioterapia.

 

Cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal en estadio II

El tratamiento para el cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal en estadio II depende del lugar donde se encuentre el cáncer en los senos paranasales y la cavidad nasal.

 

Cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal en estadio III

El tratamiento del cáncer de seno paranasal   y de cavidad nasal en estadio III depende del lugar donde se encuentre el cáncer en los senos paranasales y la cavidad nasal.

Si el cáncer está en el seno paranasal maxilar, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

Si el cáncer está en el seno paranasal etmoideo, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Cirugía seguida de radioterapia.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia combinada, antes de la cirugía o la radioterapia.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia combinada, después de la cirugía o de otro tratamiento del cáncer.

Si el cáncer está en el seno paranasal esfenoideo, el tratamiento es el mismo que para el cáncer de nasofaringe: habitualmente radioterapia con quimioterapia o sin esta.

Si el cáncer está en la cavidad nasal, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Cirugía o radioterapia.
  • Quimioterapia y radioterapia.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia antes de la cirugía o la radioterapia.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia después de la cirugía o de otro tratamiento del cáncer.

Para el papiloma invertido, el tratamiento habitual es cirugía, con radioterapia o sin esta.

Para el melanoma y el sarcoma, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Cirugía.
  • Radioterapia.
  • Cirugía, radioterapia y quimioterapia.

Para el granuloma de la línea media, el tratamiento habitual es radioterapia.

Si el cáncer está en el vestíbulo nasal, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Radioterapia externa o radioterapia interna, con cirugía o sin esta.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia combinada antes de la cirugía y la radioterapia.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia combinada después de la cirugía o de otro tratamiento del cáncer.

 

Cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal en estadio IV

El tratamiento del cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal en estadio IV depende del lugar donde se encuentre el cáncer en los senos paranasales y la cavidad nasal.

Si el cáncer está en el seno paranasal maxilar, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

Si el cáncer está en el seno paranasal etmoideo, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Radioterapia, antes o después de la cirugía.
  • Quimioterapia y radioterapia.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia, antes de la cirugía o la radioterapia.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia, después de la cirugía o de otro tratamiento del cáncer.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia y radioterapia.

Si el cáncer está en el seno paranasal esfenoideo, el tratamiento es el mismo que para el cáncer de nasofaringe: habitualmente radioterapia.

Si el cáncer está en la cavidad nasal, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Cirugía o radioterapia.
  • Quimioterapia y radioterapia.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia, antes de la cirugía o la radioterapia.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia, después de la cirugía o de otro tratamiento del cáncer.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia y radioterapia.

Para el papiloma invertido, el tratamiento habitual es cirugía, con radioterapia o si esta.

Para el melanoma y el sarcoma, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Cirugía.
  • Radioterapia.
  • Quimioterapia.

Para el granuloma de la línea media, el tratamiento habitual es radioterapia.

Si el cáncer está en el vestíbulo nasal, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Radioterapia externa o radioterapia interna, con cirugía o sin esta.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia, antes de la cirugía o la radioterapia.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia, después de la cirugía o de otro tratamiento del cáncer.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia y radioterapia.

 

Opciones de tratamiento para el cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal recidivante

El tratamiento del cáncer de seno paranasal y de cavidad nasal recidivante depende del lugar donde se localiza el cáncer en los senos paranasales y la cavidad nasal.

Si el cáncer está en el seno paranasal maxilar, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

Si el cáncer está en el seno paranasal etmoideo el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Cirugía o radioterapia.
  • Quimioterapia como terapia paliativa para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia.

Si el cáncer está en el seno paranasal esfenoideo, el tratamiento es el mismo que para el cáncer de nasofaringe: habitualmente radioterapia.

Si el cáncer está en la cavidad nasal, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Cirugía o radioterapia.
  • Quimioterapia como terapia paliativa para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia.

Para el papiloma invertido, el tratamiento habitual es cirugía, con radioterapia o sin esta.

Para el melanoma y el sarcoma, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Cirugía.
  • Quimioterapia como terapia paliativa para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.

Para el granuloma de línea media, el tratamiento habitual es radioterapia.

Si el cáncer está en el vestíbulo nasal, el tratamiento puede incluir los siguientes procedimientos:

  • Cirugía o radioterapia.
  • Quimioterapia como terapia paliativa para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.
  • Participación en un ensayo clínico de quimioterapia.